Blog Monik&Peter

Nos presentamos

Hola amigos, que mejor forma de comenzar nuestro blog que una pequeña presentación de los integrantes de la manada.
Comenzamos con Terry, el abuelo de la manada, un pastor belga con 17 años, que Monik recogió abandonado y en muy mal estado de salud, tenía una cadena atada al cuello y no tenía microchip. Le costó entrar en casa por la desconfianza de su anterior dueño, (no sabemos quien era), y no quería ni comer si no le dejabas solo. El veterinario le diagnosticó leishmania y la ha superado con dedicación y mucho esfuerzo por parte de todos.Ha sido el líder de la manada, muy defensor de la casa y noble con nosotros. Ya va estando mayorcito y le pasa el relevo a los cachorros, aún así, está atento a todo lo que pasa.
Neska, labrador hembra de pura raza con también 15 años. Adoptada en El Refugio con 7 meses porque sus antiguos dueños no tenían tiempo para dedicarle. Se pasaba los días en la cocina y claro, empezó a morder los muebles. Desde que vino a casa ha sido la mimada de todos.
Margarita, cruce de border collie hija del Terry y Mora, una husky que se nos fue hace unos años. Es muy juguetona, le encantan las pelotas de tenis y se puede pasar el día corriendo, no tiene límite.
Sacha, cruce que nació para ser yorkshire y se transformó en bola peluda y con el genio de su antecesor. Es muy guardiana, se atreve con todo, ruidos, bichos y demás fauna de casa, y siempre está donde tú estás.
Pulaski, aprendiz de galgo italiano, con un año y 7 meses de edad, me lo regaló Monik porque sabe que los galgos me encantan. Lo recogimos de una camada desahuciada con un mes y al llevarle al veterinario vimos que tenía una pata rota por tres sitios. Afortunadamente se le ha curado perfectamente y ahora corre como un campeón. Tiene carácter pero es muy juguetón, le encanta correr y “cogerte” todo lo que pilla. Muchas veces te lo trae y otras te lo despieza, jejeje……

Ohana, familia en hawaiano, precioso nombre que escogió Monik para esta perrilla de lobo checoslovaco. Adoptada en la protectora, tiene un carácter muy noble, es muy cariñosa y en ocasiones bastante “zánganita”. Entre sus aficiones está perseguir a su “hermano” Pulaski, buscar animalitos y guardar de la casa.

Por último, Pitu, la gatita de colores que recogió Monik de la calle con apenas un par de meses. Quería tener un gatillo que pudiera convivir con los perrillos, estar dentro de casa y que eso no fuera una pelea continua por la supervivencia. Le encanta perseguir bichitos como arañas, polillas y otros seres que cohabitan en casa y en la terraza donde suele pasar largos ratos.

Con mucho trabajo, constancia y dedicación, Monik ha conseguido que todos los miembros de la manada convivan juntos, jueguen entre si y no haya ningún conflicto. Así da gusto…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s